Octo > Comunicación > Cómo verificar tu página de Facebook

Cómo verificar tu página de Facebook

por | Jun 14, 2017 | Comunicación, Internet

Seguramente hayas visto algunas páginas de Facebook que muestran un check azul o gris junto al nombre de la marca o empresa. Se trata de una insginia de verificación que informa a los usuarios de que se trata de una página oficial. Te contamos por qué y cómo conseguir la tuya.

¿Insignia gris o insigina azul? Primero, debes conocer la diferencia entre la insigina azul y la insignia gris. La primera se reserva a personajes públicos o marcas que generan mucho interés entre los usuarios y son verificadas directamente por Facebook. La gris está pensada solamente para empresas y organizaciones y tú mismo puedes iniciar el proceso de verificación.

Cómo solicitar la verificación. Para optar a la insignia gris, tu página debe tener imagen de perfil y de portada y estar en las categorías de negocio local, empresa u organización. Si cumples estos dos requisitos y eres administrador de la página, en el apartado de configuración de tu página verás la opción Verificación de tu página, pincha en editar y sigue los pasos indicados por Facebook: podrás hacerlo con el número de teléfono de tu empresa, al que te llamarán para darte un código numérico, o bien aportando un documento oficial en el que aparezcan el nombre y la dirección de tu empresa.

Por qué hacerlo. La insignia gris dará credibilidad a tu página ante tus potenciales clientes y mejorará su posición en los algoritmos de búsqueda de Facebook.

ACTUALIDAD OCTO

Mantente al día en el sector con todas nuestras novedades!

Archivos

Categorías

Aún en las decisiones más difíciles, debemos de hacer lo imposible en defensa de los tres intereses que nos han confiado

Primer principio: “Por nosotros que no quede”.

Pero ningún interés, por legítimo que sea, nos permitirá jamás lesionar a una persona, ni física, ni moral, ni intelectualmente

Segundo principio: “Las personas son antes que las cosas”.

Con ellos habremos cumplido, pero quienes nos han demandado un servicio deben recibir algo más, se merecen lo mejor

Tercer principio: “Aquello que merece la pena hacerse, merece la pena hacerse bien”.