Octo > Comunicación > Seguimos desde casa!

Seguimos desde casa!

por | Mar 13, 2020 | Comunicación, Internet

En tiempos difíciles, en Octo Comunicación nos gusta echar mano de los tres principios que rigen nuestra actividad desde que la iniciamos hace ya más de 20 años:

  • Por nosotros que no quede
  • Las personas son antes que las cosas
  • Aquello que merece la pena hacerse, merece la pena hacerse bien

Así que, en las circunstancias excepcionales que vivimos actualmente, nos apoyamos en estos principios para, en primer lugar, garantizar la salud y seguridad de todas las personas que trabajamos en Octo, así como la de nuestros clientes y proveedores, limitando las relaciones interpersonales al mínimo imprescindible, para no contribuir a la propagación del Covid-19.

Pero, por supuesto, queremos continuar ofreciendo el mejor servicio posible y por ese motivo, a partir del lunes 16 de marzo la mitad del personal empezará a trabajar desde casa y todo el equipo se sumará a la modalidad de teletrabajo, si así lo recomiendan las circunstancias.

En cualquier caso, podrás contactar con nosotros, como siempre, en el teléfono fijo habitual: 981 21 66 77, a través del correo electrónico o de nuestros móviles.

Con esta medida, pretendemos hacer un ejercicio de responsabilidad, para tratar de garantizar nuestra capacidad operativa, manteniendo al mismo tiempo nuestra filosofía de trabajo y la calidad del servicio que prestamos.

Muchas gracias por tu comprensión.
¡Seguimos!

Equipo Octo

ACTUALIDAD OCTO

Mantente al día en el sector con todas nuestras novedades!

Archivos

Categorías

Aún en las decisiones más difíciles, debemos de hacer lo imposible en defensa de los tres intereses que nos han confiado

Primer principio: «Por nosotros que no quede».

Pero ningún interés, por legítimo que sea, nos permitirá jamás lesionar a una persona, ni física, ni moral, ni intelectualmente

Segundo principio: «Las personas son antes que las cosas».

Con ellos habremos cumplido, pero quienes nos han demandado un servicio deben recibir algo más, se merecen lo mejor

Tercer principio: «Aquello que merece la pena hacerse, merece la pena hacerse bien».